El Inventario de Emisiones de Contaminantes a la Atmósfera

El Inventario es una herramienta para la evaluación y control de la calidad del aire al estimar la carga contaminante emitida a la atmósfera y la contribución a la misma de las distintas actividades emisoras.

El inventario de emisiones contaminantes forma parte del sistema integrado de información de calidad el aire que posee el Ayuntamiento de Madrid y aporta una información muy importante sobre el estado de la contaminación atmosférica. No olvidemos que todas las actividades socioeconómicas, las fuentes emisoras, la contaminación y la meteorología están íntimamente ligadas. El inventario debe contemplar todas las actividades, sean de origen antropogénico o natural, que afecten al territorio del municipio de Madrid y que generen algún contaminante de tipo acidificadores, precursores del ozono, gases de efecto invernadero, metales pesados, partículas en suspensión o contaminantes orgánicos persistentes. Su resolución espacial es de 250 metros de lado y la resolución temporal puede oscilar entre la hora y el año.

Para elaborar correctamente el inventario son precisas una serie de tareas:

  • Identificar las actividades potencialmente contaminantes.
  • Recopilar la información de base.
  • Diseñar e implantar el sistema de gestión de la información.
  • Estimar las emisiones.
  • Verificar y validar las estimaciones preliminares.
  • Presentar los resultados.

UNA HERRAMIENTA FUNDAMENTAL PARA ESTIMAR Y CONTROLAR LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

El inventario aporta una información muy importante sobre el estado de la contaminación atmosférica y a partir de sus datos, la sociedad puede llevar a cabo distintas acciones que limiten el daño ambiental. No olvidemos  que todas las actividades socioeconómicas, las fuentes emisoras, la contaminación y la meteorología están íntimamente ligadas formando un sistema que podríamos expresar así:

Pulse para ver el esquema del sistema

VALORES ABSOLUTOS

Los valores obtenidos en el Inventario suponen una importante fuente de información sobre la presión que las actividades humanas, especialmente las socioeconómicas, y los procesos naturales ejercen sobre la atmósfera.

Las actividades potencialmente emisoras de contaminantes se clasifican en distintas categorías siguiendo la nomenclatura internacional SNAP (Selected Nomenclature for Air Pollution). La SNAP se estructura en tres niveles jerárquicos denominados: grupo (reflejan las grandes categorías de actividades humanas y naturales), subgrupo (contemplan las características. tecnológicas y socioeconómicas de las actividades emisoras) y actividad (430 actividades que emiten o captan gases atmosféricos). 

Inventario de emisiones de gases de efecto invernadero de la ciudad de Madrid 1999 - 2016