Sistema de Vigilancia

El Sistema de Vigilancia está formado por 24 Estaciones Remotas automáticas que recogen la información básica para la vigilancia atmosférica. Poseen los analizadores necesarios para la medida correcta de los niveles de gases y de partículas.

La distribución y tipología de estaciones responde a la necesidad de conocer las diferentes situaciones de contaminación en la ciudad, así como el cumplimiento de los criterios de implantación que establece la legislación .

El Sistema está formado por 24  Estaciones Remotas automáticas que son los puntos en los que se adquiere la información y están dotadas con los analizadores necesarios para la medida correcta tanto de niveles de gases como de partículas. Cada estación tiene asociada una ficha que ofrece información sobre su situación, las variables que mide, su entorno y las características de su emplazamiento.

Las estaciones remotas son de varios tipos:

• Urbanas de fondo: son representativas de la exposición de la población urbana en general.

• De tráfico: situada de tal manera que su nivel de contaminación está influido principalmente por las emisiones procedentes de una calle o carretera próxima, pero se ha de evitar que se midan microambientes muy pequeños en sus proximidades.

• Suburbanas: están situadas a las afueras de la ciudad, en los lugares donde se encuentran los mayores niveles de ozono.

Las dos primeras tienen como objetivo la protección de la salud humana, mientras que las suburbanas vigilan la protección de la salud humana y la vegetación.

Además de las estaciones automáticas se dispone de equipos manuales para la determinación de algunos parámetros:

- Partículas PM 2,5, tres equipos que forman parte de la Red IME (Pulse para acceder a la información sobre la Red IME)

- Metales pesados (arsénico, cadmio, níquel y plomo) junto a la estación automática de Escuelas Aguirre y en el Centro integrado de Arganzuela

- Benzo(a)pireno junto a la estación automática de Escuelas Aguirre